martes, 13 de mayo de 2008

ACUDEN FAMILIARES DE SICARIOS MUERTOS EN MORELOS

Identifican los cuerpos de los sicarios muertos en el enfrentamiento de Morelos. Son Oriundos de la comunidad de Cofadría de la Loma, Municipio de Navolato, Sinaloa. Pertenecen a la organización delictiva encabezada por Arturo Beltrán LeyvaAntonio Morquecho EL REGIONAL DEL SUR Cuernavaca Morelos.- Luego de una llamada realizada a los familiares por la policia federal preventiva con destacamente en Morelos, en donde afrimaron a familiares de los presuntos responsables de la balacera sucitada en los municipios de Xoxocotla y Jojutla Los cuerpos de dos presuntos sicarios que perdieron la vida durante los enfrentamientos en Morelos entre policías federales y personas vinculadas con la organización delictiva encabezada por Arturo Beltrán Leyva, fueron reclamados esta tarde por sus familiares. Santiago Sedano Romero, director de averiguaciones previas de la Subprocuraduría Metropolitana de la Procuraduría General de Justicia del Estado, informó que ambos sujetos eran originarios de la comunidad de Cofadría de la Loma, Municipio de Navolato, Sinaloa. Se trata de Alfredo Ríos Urías de 42 años, cuyo nombre originalmente se había manejado como Alfredo Rivas Duarte, quien falleció a causa de una herida de bala en tórax y abdomen. Esta persona fue identificada por su padre, Gilberto Ríos Ibarra, quien dijo ser campesino, y por su primo, Antonio Ríos Domínguez. José Guadalupe Esparza Sánchez, es el segundo presunto sicario cuyo cuerpo fue identificado y reclamado por su hermana, Julieta Esparza Sánchez, y por su concubina, Isela Guadalupe Salas Vázquez. Trasendio que Alfredo Ríos Urías como José Guadalupe Esparza Sánchez, son originarios del poblado de Cofradía de la Loma, Municipio de Navolato, Sinaloa. Revelaron que ya se ralizaaron las necropsias de Ley, fue como comparecieron sus familiares al identificar lo que es la testimonial de identidad cadavérica, expresó Sedano Romero. Según el funcionario estatal los familiares aseguraron que los dos presuntos sicarios salieron de su pueblo hace un par de años, por lo que no tenían contacto con ellos desde ese tiempo y que se enteraron de su muerte mediante una llamada telefónica donde les confirmaron la muerte por accidente en el Estado de Morelos.